Hace muchos años, en 1987, Carlos empezó a trabajar en el restaurante del mercado de Santa Clara, en Lisboa. Un restaurante de cocina portuguesa. Lo que le enamoraba a Carlos era sus dulces, y especialmente reservo conocimiento de cosas que veía por fuera del restaurante con la tradición de la confitería de Portugal. Este año...

Si continuas navegando por este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar